sábado, enero 29

Un encuentro extraño

No sé cómo se supone que debo escribir esto. No soy un escritor. Ella pensó que llevar un blog ayudaría, pero no lo ha hecho porque nunca me ocurre nada. Pero hoy ocurrió. Algo ha pasado.

Estaba andando por el parque y me topé con Mike Stamford. Éramos algo así como colegas cuando fuimos estudiantes. Tomamos café y mencioné que me quería mudar. Me dijo que conocía a alguien en una situación similar. Así que fuimos a Barts y nos presentó.
Excepto que no lo hizo. No nos presentó. El hombre sabía quién era. De algún modo lo sabía todo sobre mí. Sabía que había servido en Afganistán, y sabía que me habían declarado inválido. Dijo que mi herida era psicosomática, así que no lo acertó todo pero incluso sabía por qué estaba ahí, a pesar de que Mike no se lo había dicho.
Lo busqué en Google cuando volví a casa y encontré un link a su página web La Ciencia de la Deducción.
Es una locura. Creo que puede que esté loco. Era ciertamente arrogante y bastante maleducado y aparenta unos 12 y se nota que estudió en un colegio privado y sí, definitivamente pienso que puede estar loco pero también era extrañamente agradable. Era encantador. Realmente fue todo un poco extraño.
Así que mañana vamos a mirar un piso. Yo y el loco. Yo y Sherlock Holmes.

10 comentarios:

  1. ¡Jajajajajaja! ¡No puede serlo! ¡No por la manera en que solía mirar a Clara!

    ResponderEliminar
  2. Nah. Está bien. De todas formas, ¡¡estamos hablando de mi hermano!!

    ResponderEliminar
  3. ¿Podríais vosotros dos mandaros emails o algo así? Este sitio es para poner lo que pienso.

    ResponderEliminar
  4. No soy gay. Él tal vez. No lo sé. No me importa.

    ResponderEliminar
  5. ¿LOL? Tienes 36 años, Harry. Treinta y seis...

    ResponderEliminar